Ventajas de dejar de fumar

Salud y dinero

Ejercicios para dejar de fumar

La primeras dos opciones que se nos vienen a la mente si hablamos de beneficios derivados de dejar de fumar son la Salud y el Dinero (ahorro de dinero al no comprar más tabaco). Pero seguro que ni nos podemos imaginar el sin fin de complicaciones hacia nuestra salud por fumar. Aquí te ofrecemos un pequeño repaso.

Dejar definitivamente de fumar

Si se está planteando dejar de fumar, probablemente querrá conocer algunas buenas razones que le ayuden a decidirse. Sabemos desde hace mucho tiempo que el tabaco tiene efectos muy nocivos para la salud del fumador. En 1990, el informe Surgeon General de EEUU detallaba esos conocimientos. Además, en los últimos años ha habido un gran desarrollo en la descripción de los beneficios asociados a la reducción del consumo de tabaco.

Dejar de fumar produce un aumento en la expectativa de vida para ambos sexos, independientemente de la edad que se tenga. Los ex-fumadores tienen menos problemas de salud que sus antiguos compañeros, los fumadores. Tienen menos riesgo de padecer enfermedades coronarias (infarto de miocardio) accidentes cerebrovasculares; presentan menos complicaciones en la postcirugía coronaria; la morbi-mortalidad por EPOC es menor y también hay una disminución en el riesgo de padecer cáncer, sobre todo de pulmón. Tampoco hay que olvidar el gran beneficio que supone para el feto el que la mujer embarazada no fume, sobre todo durante el primer trimestre del embarazo.

El objetivo de todo fumador tiene que ser siempre dejar de fumar completamente, aunque es cierto que reducciones parciales del consumo de cigarrillos también producen una disminución de los riesgos asociados.

Los beneficios indudables de dejar el tabaco se acompañan de algunos inconvenientes, derivados básicamente del síndrome de abstinencia que padece todo fumador que deja de serlo. Estos inconvenientes son menores y tienen un peso escaso al lado de las enormes ventajas, en términos de salud y bienestar.


Morbi-mortalidad general

Las primeras y más evidentes ventajas de dejar de fumar se demostraron sobre la mortalidad general de los ex-fumadores en comparación con los fumadores. Tras 10-15 años sin fumar, el riesgo de muerte del ex-fumador se llega a igualar con el del no fumador.

Los beneficios de dejar de fumar son inversamente proporcionales a la duración del hábito y la intensidad del mismo, y directamente proporcionales a la edad en que se deje de fumar. Se observan en cualquier franja de edad, por ejemplo, la probabilidad de muerte para un hombre fumador de más de 20 cigarrillos al día que abandona el hábito a los 40 años es de 0.07 (contra 0.14 para el que sigue fumando).

Se ha visto que los hombres y mujeres que dejan de fumar entre los 35 y 39 años de edad, presentan una ganancia en la expectativa de vida de 5.1 y 3.2 años respectivamente, mientras que los que dejan de fumar entre los 65 y 69 años tienen una ganancia de 1.3 y 1.0 años respectivamente. Una reducción del 40% de fumadores en España podría traducirse en una ganancia total de más de 57.000 años de vida.

Respecto a la morbilidad, el fumador que abandona el tabaco experimenta muy rápidamente una mejoría sustancial de su calidad de vida, con un significativo aumento de su tolerancia al ejercicio y de sus capacidades gustativa y olfativa. Dejar de fumar también se traduce en una disminución significativa del número de hospitalizaciones, tanto en hombres como en mujeres, siendo más acusada la reducción en la franja de edad que va entre los 45 y los 64 años. Además, los fumadores que abandonan el hábito presentan hasta un 50% menos de bajas laborales, un 20% menos de días perdidos por enfermedad y un 33% menos de visitas al médico.


Complicaciones cardiovasculares

La enfermedad arterial periférica y la enfermedad coronaria están claramente relacionadas con el tabaco. Se ha demostrado que el riesgo coronario (infarto de miocardio) se reduce ya en los primeros años de abandono del tabaco. Además, esa reducción del riesgo va aumentando a medida que pasa el tiempo, tanto en hombres como en mujeres. También se ha demostrado que tras dejar de fumar se disminuye la mortalidad postinfarto, la aparición de recidivas de infarto y la aparición de angina.

Otros beneficios derivados de dejar de fumar que se han podido demostrar son la regresión de las placas arteriosclerosas, modificaciones favorables del perfil lipídico, del funcionamiento plaquetar, del nivel plasmático de agentes antioxidantes, del perfil tensional y del estado de estimulación adrenérgica.

Respecto al accidente vascular cerebral, también se ha constatado que entre los ex-fumadores hay una reducción significativa de los casos de ictus isquémico y hemorrágico, así como una clara mejoría en la perfusión cerebral entre los fumadores mayores que abandonan el hábito.


Complicaciones respiratorias

La enfermedad respiratoria más importante asociada al tabaco es la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). En contraposición, dejar de fumar tiene efectos beneficiosos sobre el declive de la función respiratoria con la edad. Entre 4 y 8 meses después de dejar el tabaco ya se puede observar una mejora equivalente a una ganancia de 75-150 mL de capacidad pulmonar. Los fumadores experimentan una disminución anual de la capacidad pulmonar de 54 mL al año, mientras que en los ex-fumadores dicha reducción es solo de 31 mL al año.

Los beneficios de dejar de fumar se observan claramente en la disminución de tos y expectoración. Además, se evidencia una mejora de la respuesta inmunológica, lo que se traduce en una menor incidencia de infecciones respiratorias.


Cáncer

El cáncer tabaco-dependiente más estudiado es el broncopulmonar. En el ex-fumador el riesgo de padecer este tipo de cáncer se sitúa entre 4.7-8.9, mientras que en el fumador se sitúa entre 10.9 y 21.3.

Los beneficios del abandono del tabaco también se han demostrado en el caso del cáncer de laringe, cuya reducción de riesgo se sitúa entre un 25% y un 50% en comparación con el fumador habitual. También se reduce la probabilidad de padecer otros tipos de cáncer como el de cérvix, vejiga, esófago, boca y páncreas.


Embarazo, parto y menopausia

El principal beneficio durante el embarazo se da en el peso del recién nacido, que es menor entre los hijos de las fumadoras. En este caso, los beneficios únicamente se obtienen con la cesación completa, y no se observan cuando simplemente hay una reducción parcial del consumo.

Con el abandono del hábito también se reducen el riesgo de embarazo extrauterino y de prematuridad. Por lo que se refiere a la menopausia, en las fumadoras la edad de aparición se adelanta de 1 a 2 años, mientras que en las ex-fumadoras el adelanto es de solo unos pocos meses.


Otros beneficios para la salud de dejar el tabaco

Hay muchos más beneficios para la salud derivados de dejar de fumar. Los más importantes son la disminución de la probabilidad de padecer úlcera péptica, y una menor tasa de complicaciones en cirugía general y ortopédica.

 

Métodos para dejar de fumar

Prohibido fumar - Web sin humo

¿Necesitas ayuda para dejar el tabaco?

aaaaaaaaaaaa
Nombre y apellidos:

Teléfono:

E-mail:

Provincia:

Mensaje:

DejaelTabaco.com - Tu guía con consejos y ayuda para dejar de fumar - Aviso legal - Anúnciese